Erótico — 4 octubre, 2017 at 12:07 am

¿Por qué a los hombres jóvenes les gusta el porno mexicano?

by

No es algo aleatorio, ni una casualidad. Diversas estadísticas demuestran que el porno hecho en México encierra condiciones y criterios únicos en la industria que despiertan el interés en un público determinado. Tal es el caso de los hombres menores de 30 años, quienes sienten especial atracción por los videos porno mexicanos. En este post desdeñamos algunas de las consideraciones específicas alrededor de esta afirmación.

El planteamiento de situaciones análogas

No es casualidad, como se anticipaba. En las edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, los hombres tienen una necesidad mayoritaria de la sexualidad, según afirmaciones de especialistas en medicina. Por tanto, ya no sería una rareza que miraran los videos pornográficos o cualquier versión del cine erótico. Pero, lo que sí es cuestión de estudio es por qué se deciden por los realizados en México. Veamos.

La resolución de situaciones similares

Como bien sabemos por experiencia y por mantenernos en la industria, el porno mexicano se caracteriza por su planteamiento de situaciones similares a los que cualquier persona podría vivir. Nada de conseguirse en un jacuzzi con una estrella porno, sino que son situaciones que a cualquiera le pasarían, como la oportunidad de una prima con ganas, de una vecina que te invita a su casa, o de una madrastra que aprovecha cuando estás solo.

En los videos porno mexicanos no sólo se toman estas situaciones como base, sino que se hace un guion explícito y real entre esta situación inicial y un final que incluye sexo de la mejor calidad. Exactamente lo que los hombres jóvenes quieren lograr: llevar una situación base (prima, vecina, madrastra,…) a una situación que incluya sexo.

Nada mejor que hacerlo guiándose en las resoluciones que demuestran estos videos.

¿Puede considerarse al porno amateur como un tutorial?

Algunos especialistas han demostrado que la pornografía aumenta el conocimiento sexual, pero lo que quizás habíamos obviado es que la pornografía amateur, con su planteamiento de situaciones bastante cotidianas, puede ayudar a hombres jóvenes a “tomar decisiones” que aumenten sus posibilidades de tener sexo con personas, en teoría, prohibidas.

A veces estamos ante las mismas situaciones (prima con ganas, vecina solitaria, madrastra), y no sabemos cómo dar el siguiente paso sin terminar en una catástrofe. Utilizando como guías a estos videos porno que plantean situaciones análogas o similares, la cuestión se pone muy favorable.